Los sueños son procesos mentales que involucran directamente a la imaginación, a las sensaciones e inclusive a ciertos movimientos corporales involuntarios. En ellos no se tiene noción del espacio, tiempo o lugar en donde se desarrolla. Sin embargo, los sentimientos se encargan de transmitirnos mensajes que después de despertar somos capaces de recordar.

Sueños

Una cuestión que no muchos abordan es que aunque los sueños lleguen a convertirse en una experiencia sumamente vívida, si no se lo relatamos a alguien rápidamente o lo apuntamos, es muy posible que en pocas horas hayamos olvidado por completo lo ocurrido.

Desde el momento en que cerramos los ojos con el propósito de descansar, comienzan a ocurrir ciertas etapas o fases, las cuales se detectan fundamentalmente porque se presentan movimientos oculares a gran velocidad.

En la primera fase, el individuo se traslada de un estado de vigilia hasta el terreno de los sueños. Si consideramos que una persona debe dormir ocho horas, el porcentaje de tiempo que se demora en completar este proceso es de tan sólo el 5%. Las ondas cerebrales comienzan a disminuir hasta hacerse mucho más lentas. De igual forma, los latidos del corazón disminuyen hasta llegar a un ritmo sumamente tranquilo y acompasado.

Dentro de la segunda fase de los sueños baja drásticamente el nivel de tono muscular con lo que cada vez es más difícil despertar a una persona que se encuentra en esta etapa. Se estima que este período puede durar hasta un máximo de cuatro horas, dependiendo en gran medida de la relajación y el ambiente en donde se encuentre descansando el individuo.

Para concluir en la tercera fase, nos encontramos con que la respiración se hace más lenta de igual forma que le ocurre a los latidos. Los pacientes que sufren de pesadillas recurrentes o fobias derivadas de algún tipo de sueños, es aquí donde son más vulnerables, ya que de acuerdo con los médicos en esta periodo es donde se alcanzan a apreciar mayores casos de sonambulismo.


Cuentos de miedo Chester el hechicero ¿Por qué nos gustan los cuentos de terror espeluznantes?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *